Programa de Atención Integral al Médico Enfermo.

Se estima que uno de cada diez médicos puede padecer durante su vida profesional, uno o más episodios relacionados con enfermedades psíquicas y/o conductas adictivas que repercuten de manera muy negativa en la vida cotidiana, tanto en el entorno familiar como perju- dicando su ejercicio profesional, pudiendo derivar en una manifiesta mala praxis que comporte errores y negligencias.

La falta de iniciativa y decisión, entre otros múltiples aspectos, para solicitar ayuda no hace más que retardar el momento de afrontar el problema y, por tanto, empeora el pronóstico. Cuando un médico renuncia a buscar soluciones eficaces a su problema, esta conducta sobrepasa el ámbito estrictamente personal para convertirse en una cuestión que afecta el bienestar público, debido a las consecuencias que puede llegar a comportar para la salud de sus pacientes.

Está suficientemente constatado que los profesionales de la salud son uno de los colectivos peor atendidos dentro del sistema sanitario, ya sea por la autosuficiencia médica, la negación o minimización de la propia enfermedad, el miedo de los profesionales a ser reconocidos y, como consecuencia de ello, el miedo a perder el prestigio profesional y, tal vez, las características de la propia actividad médica, etc. Además, entre médicos no suele establecerse una adecuada relación terapéu- tica médico-paciente como se establece en la práctica clínica habitual. Constituye un buen ejemplo la costumbre de realizar consultas espon- táneas / no programadas a colegas en los pasillos del hospital, centros de salud, consultorios ó por teléfono, hablando en tercera persona.

Guía PAIME

Acceso Área Privada Colegiados

Nº colegiado:

Contraseña:

Acceder   Cancelar

Recordar contraseña o Solicitar acceso